¿Qué debo saber y por dónde comenzar antes de iniciar una empresa?

He comenzado cuatro negocios. Cada uno tenía sus propios desafíos. Lo primero que puedo aconsejarle que haga es asegurarse de tener suficientes ahorros o inversiones para poder dejar lo que esté haciendo ahora y concentrarse completamente en el nuevo proyecto. He visto proyectos que se iniciaron en el tiempo libre de alguien, pero lleva más tiempo y es más difícil obtener inversión si los inversores saben que no está totalmente comprometido. A veces, los inversores no son personas externas que inviertan dinero en su proyecto. Si tiene una familia que debe cuidar, ellos estarán “invirtiendo” apoyo moral. Si no parece totalmente comprometido y seguro en el futuro, no puede esperar que “inviertan” en su sueño. A veces, tener esa red de soporte puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito.

A continuación, debe desarrollar el producto o servicio hasta el punto de poder probarlo en el mercado al que se dirige. En realidad, no tiene que ser un dispositivo que funcione o un servicio totalmente operativo. Tiene que desarrollarse hasta un punto en el que pueda reunirse con los clientes objetivo y mostrarles algo que puedan entender y determinar si tiene valor para ellos. La razón por la que desea comenzar con los clientes objetivo-reales en lugar del mercado en general es que esos objetivos, si están lo suficientemente entusiasmados con lo que puede hacer su producto por ellos, pueden convertirse en inversores o defensores que serán referencias cuando necesite mostrarles a los inversores que su mercado existe.

Recuerde, si va a tener éxito (en casi cualquier cosa, no solo en los negocios), no puede simplemente crear algo que sea bueno para usted. La clave es: ¿qué puede hacer por el cliente? Si ha encontrado una necesidad y ha determinado una forma de satisfacer esa necesidad, está en camino. Cuando muestre el producto o servicio, recuerde que la pregunta importante no es: “¿Cómo le gusta esto?”, la pregunta importante es “¿Cree que esto puede ser útil para usted?”. Preguntar la primera casi siempre le dará una respuesta positiva porque a la mayoría de las personas les gusta ser agradables y decirte lo que piensan que te hará feliz o al menos no te insultará. La segunda pregunta es la que comenzará a decirle si se convertirán en clientes. Incluso una respuesta positiva a esa pregunta no es suficiente. Tiene que seguir con muchas más preguntas para asegurarse de que su producto se ajuste a las necesidades de los clientes. Preguntas como:

  • ¿Crees que esto puede ser útil para ti? (En caso afirmativo siga – si no, no pierda más su tiempo.)
  • ¿Cómo puede el producto resolver un problema para ti? (Si pueden decírtelo, entonces siga…)
  • ¿Qué tan valioso es resolver este problema?
  • ¿Hay otras formas de resolver este problema?
  • ¿Cómo se puede cambiar el producto para resolver mejor su problema?

Entonces, lo primero, una vez que ha decidido iniciar un negocio, es obtener el conocimiento de marketing que necesitará. Y recuerde, el marketing es lo primero. Sin marketing no habrá ventas. Son dos cosas diferentes. El marketing determina lo que las personas necesitan en el futuro. Las ventas son sobre lo que quieren hoy.

¡Buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú
¿Te Ayudamos?